Análisis | Screamer 2

avatar 35

A finales del año 94 Sega lanzó el que fue probablemente su mayor buque insignia durante una buena temporada, sobre todo en lo referente a juegos de conducción. Hablo del Sega Rally. Este juego, lanzado en recreativas y posteriormente en Saturn y PC, destacaba por sus gráficos enormes, fluidos y por su grandiosa jugabilidad. Un control basado en el derrape al que cuando le cogías el truco era un auténtico placer y una auténtica delicia deslizarse (literalmente) por esos circuitos. Su único fallo era ser un juego diseñado para recreativas, por lo que su variedad en vehículos y circuitos no era muy amplia, contando solo con tres coches y cuatro circuitos (incluyendo los secretos).

Yo veía con envidia como un amigo que tenía la Saturn podía disfrutar de este juego, y como la versión de PC no existía aun, me tenía que tragar las ganas.

Pocos meses después, en la revista Micro Manía regalaron la demo de un juego llamado Screamer 2. “¡Vaya!”, pensé yo, “¡un juego de rallys! Probémoslo!”, y madre mía. Estuve cerca de un mes y medio “probándolo” hasta que salió a la venta y sin dudarlo un instante decidí comprarlo. ¿qué es lo que me encontré al probar ese juego? A continuación os lo cuento.

A CONTINUACIÓN

Screamer es una saga de videojuegos programada por Millestone (especialista en juegos de conducción) y producida y distribuida por Virgin. La primera entrega de la saga fue un clon bastante destacable del Ridge Racer (yo lo prefiero a este último) pero no pude probarlo hasta tiempo después de haber jugado incluso a la tercera entrega, la llamada Screamer Rally, clon de la segunda entrega, pero con otros vehículos y circuitos. Existió una cuarta parte llamada Screamer 4×4 con vehículos todoterreno como protagonistas, pero no estaba creada por Millestone y el juego la verdad es que era bastante deprimente y olvidable.

Centrémonos en la segunda entrega, el llamado sencillamente Screamer 2, que apareció en el año 96 exclusivamente para MS-DOS. La primera sensación que tuve al probar la demo en mi Pentium a 120 MHz fue que a 320×240 la fluidez y solidez del motor gráfico era increíble (a 640×480 ya se retenía algo mas) y que no tenía nada que envidiar a lo que había visto en la Saturn en el Sega Rally. No solo no tenía nada que envidiarlo, sino que lo superaba. El control era fabuloso, casi clónico al título de Sega.

GRÁFICOS

Como ya he dicho, el juego funcionaba sobre un motor gráfico estable y sólido, y podías jugarlo en dos resoluciones, dependiendo de la potencia de tu pc. Meses después salió un parche para poder jugarlo haciendo uso de las aceleradoras 3dfx, lo cual hacia que el juego mejorase muchísimo, con efectos como antialias, filtrado de texturas y un framerate más fluido.

Los modelos poligonales de los vehículos en cambio no tenían la perfección de los modelos de Sega, principalmente porque aunque bien modelados, no eran modelos reales (aunque las reminiscencias estaban patentes), pero en cambio disponíamos de 8 modelos diferentes. Un salto bastante grande en comparación con el Sega Rally, además de disponer de 7 circuitos, por lo que tardarías en aburrirte del juego.

Los escenarios son variados  y están basados en localizaciones (que no circuitos) reales, con las ambientaciones típicas de cada país: desiertos, montañas nevadas, lagos, ciudades, etc…

JUGABILIDAD

La jugabilidad es el punto fuerte del juego. Está muy, muy , pero que muy lejos de ser un simulador realista. Es totalmente arcade. La conducción basada en el derrape hace que nuestro coche pocas veces se mantenga recto, pero ahí está el encanto del juego. Personalmente echo de menos este tipo de conducción en alguno de los numerosos juegos de conducción no simuladora de los que se hacen hoy día.

Cada vehículo tiene un tipo de control y unos ajustes diferentes, y eso da variedad al juego. Mi favorito siempre fue el todo terreno por lo surrealista y divertido que era hacer rallys con un coche así.

SONIDO

Los efectos especiales eran buenos, ruidos de motores, derrapes y algunos sonidos ambientales. Lo justo y necesario. De la música se podría decir lo mismo. Calidad CD y se encarga de ambientar y de no eclipsar la acción del juego, con ritmos maquineros.

CONCLUSIONES Y DIVAGACIONES FINALES

Screamer 2 es un título que gozó de fama relativa, y que mucha gente interpretó como el sucedáneo del Sega Rally (por eso lo comparo tanto), cuando es un título que lo supera claramente. A veces es bastante olvidado, pero todavía estoy esperando a que alguna consola pueda soportar el dosbox de una forma tan avanzada y optimizada como para poder hacer funcionar este juego. Es una lástima que Virgin, propietaria de la franquicia, no se animara a realizar ports o reediciones del juego, porque aun hoy día luciría estupendamente TAL CUAL en plataformas móviles o sistemas de descarga digital. Eso sí, en el año 99, en la colección de videojuegos del periódico El Mundo fue re-editado por Dinamic.

Si queréis probar el juego, funciona estupendamente en el mencionado Dosbox para ordenadores, y si queréis verlo con total esplendor podéis bajar el parche y utilizar algún emulador de 3dfx como nglide o similares (o alguna versión del propio Dosbox modificada para tal efecto).

Para mi es uno de los mejores juegos de Pc de la historia en el género de conducción.

PUNTUACION FINAL: 9,8

avatarEl comentario de Enkor

En una época donde los juegos para ordenador imitaban a los de las consolas para intentar obtener una parte del pastel del éxito videojueguil los clones estaban a la orden del día. Algunos de dudosa calidad, como el Wacky Wheels, cumplían la única misión de consolar a los no consoleros aunque casi nunca lo lograban.

Screamer 2 es uno de tantos clones de la época que supo brillar con luz propia e incluso desbancar a su «inspiración«. Graficamente, a pesar de ser un juego poligonal, ha resistido muy bien el paso de los años. Los modelos no son muy recargados, aunque sí lo justo para que aun hoy luzca dignamente. Pero como ha comentado Sito, lo mejor del CD es la magnífica jugabilidad que hacía que nos divirtiéramos horas y horas.

En definitiva, un juego que puede disfrutarse perfectamente como si fuera actual y que aun tendría mucho que contar a los forzas y grandes turismos.

A continuación os dejo una breve partida jugada por Sito en uno de los campeonatos.