Análisis | Mario Kart: Repaso a la Saga [Parte 2]

Toad_Artwork_(Super_Mario_Kart)

Sapín y su magnífico buga.

Y continuamos con el repaso a la saga Mario Kart que iniciamos aquí:

5. Mario Kart Ds (NDS) 2005

Jugando contra amigos de todas las partes del globo.
Desde la Super Nintendo, todas las consolas de la gran N tendrían su Mario Kart, y la gran aceptación que tuvo la Nintendo ds hicieron que Mario Kart DS fuese totalmente lo que se conoce como un éxito en el mundo de los videojuegos. Mario Kart había conseguido llegar con esta entrega a gente que no estaba tan metida dentro del mundo de los videojuegos, el mercado comenzó a expandirse hace la friolera de 10-12 años. Con la Playstation 2 de sony, empezaron a verse nuevos jugadores, pero fue con la Nintendo ds con la que abuelas, niños pequeños, madres y padres, y demás personas empezaron a jugar con videojuegos. Muchas de estas personas pasaron un buen rato jugando con Mario Kart DS, y bueno ¿Por qué no? todos los demás también.

Si tuviésemos que destacar solo una novedad de Mario Kart sería sin duda la incorporación del Modo Online a la saga. Es un modo online bastante sencillote, en el que simplemente elegimos nuestro personaje preferido, nuestro coche y a correr contra gente de todo el globo. Sin chats, ni ningún medio de comunicación, ni añadir amigos ni nada de nada. Competir para llegar los primeros a la meta y ganarnos unos jugosos puntos. Puede parecer un método algo rudimentario, pero esto le dió una gran rejugabilidad al título y alargó bastante el tiempo que tendríamos metido el pequeño cartucho en nuestras Nintendo DS. Además, gracias a que la conexión entre las nintendo DS fuese sin cables (no como en GBA) era más fácil llevarnos la consola a la calle y competir contra muchos amigos a la vez, independientemente de que ellos tuviesen o no el cartucho insertado en su consola. Pero Mario Kart DS, trajo mucho más que unos modos multijugador tremendos, los chicos de Nintendo tenían más sorpresas, en el cartucho teníamos también el modo “Misiones” en el que teníamos que derrotar a un jefe, ganar una carrera, pasar a través de unas puertas, recoger monedas… todo esto siendo cronometrados por un minutaje que determinaría nuestra clasificación.

El mapa, gracias a la disposición de las pantallas de la consola, pasaría a estar en la gran novedad de la consola de Nintendo, la pantalla táctil inferior. Siendo de esta manera mucho más práctico. Este Mario Kart asentó también una de las características que se repetiría en futuros Mario Kart, a parte de los 16 circuitos nuevos, como ya era costumbre, tendremos otros 16 circuitos que serían versiones “Remakeadas” o “Adaptadas” de otros juegos anteriores de la saga. Todo un detalle, pues así nos emocionabamos corriendo en pistas que ya conocíamos pero con un buen lavado de cara, y por otra parte alargábamos la vida útil del cartucho con un juego que era el doble de largo que los anteriores.

Una decisión muy acertada por parte de la compañía nipona. Una curiosidad de este juego era que para tener una ‘’excusa’’ para utilizar la pantalla táctil más allá del mapa, podíamos pintar un logotipo para poder ponerlo en la parte frontal de nuestro Kart (Sí, el modo online estaba lleno de coches de marca ‘’símbolo fálico’’). Personajes nuevos, más bien pocos. Nos quitaron un puñado de ellos que estaban en la anterior entrega pero se incorporaron a la pista Shy Guy (solo controlable por aquellas personas que no tenían el cartucho insertado a la hora de jugar el multijugador, de forma obligatoria), y R.O.B, un extraño personaje basado en el aún más extraño periférico de Nintendo.
MKDS es uno de esos pequeños cartuchos de DS que difícilmente querran salir de tu consola una vez dentro, bueno, igual ahora tarda un poco menos en salir que hace diez años, pues el modo online de Nintendo ya no funciona, pero no por ello deja de ser un gran juego, que asentó por fin las bases y la dirección de la saga. Un grandísimo punto de inflexión.

Teníamos el mapa en la pantalla inferior de la consola.

Teníamos el mapa en la pantalla inferior de la consola.

Los gráficos no estaban nada mal para tratarse de la Nintendo DS.

Los gráficos no estaban nada mal para tratarse de la Nintendo DS.

6. Mario Kart Wii (Wii) 2008

La entrega más vendida de la saga no iba en kart, sino en moto.
Ya estamos entrando en los últimos juegos de la saga, y aún recientes. Este Mario Kart aún puedes conseguirlo en las tiendas de grandes superficies, y no es de extrañar, que debido al éxito de Wii, Mario Kart Wii sea la entrega más exitosa de toda la serie, con casi 36 millones de copias vendidas. Este juego venía para petarlo, con pocas novedades, pero con unas buenas bases y cogiendo todo lo aprendido de los anteriores Mario Karts. Volvíamos a repetir el aclamado modo multijugador de Mario Kart DS, sin apenas ninguna incorporación. Los circuitos volvían a ser 32, 16 nuevos, y 16 tomados prestados de anteriores entregas. Un buen puñado de coches para elegir, casi todos los personajes de las anteriores entregas, más algunos nuevos (Estela o Funky Kong entre otros). También podíamos jugar con nuestro propio Mii, por lo que en el online era normal ver auténticas abominaciones pilotando Karts.

El modo misiones se quedó en la DS, una lástima porque a pesar de ser un modo nuevo y con sus fallos de principiante, habría sido una gran ventaja poder jugarlo en Wii con misiones nuevas. La principal incorporación de Mario Kart Wii, no fueron ni circuitos, ni personajes nuevos, más bien fue en los vehículos, en este Mario Kart podemos utilizar motos, que bien llevadas podrían ser las aliadas de los mejores pilotos. Las motos suponían una gran desventaja para aquellos que competían con Karts, pues estas podían hacer el ‘’caballito’’ para ganar un turbo muy útil en las rectas. Ahora, si pulsábamos el botón de salto en el aire podíamos realizar una pirueta para conseguir un turbo al caer de nuevo en la pista. El gran problema de Mario Kart Wii, fue respecto al diseño de los circuitos. Estos eran anchos como una autopista, lo que favorecía la técnica del snaking (serpentear). Dicha técnica consistía en utilizar el derrape para conseguir un turbo en las rectas, por lo que en las rectas nadie corría de frente, sino más bien zigzagueando, lo que daba lugar a una jugabilidad un poco extraña y difícil de asimilar para aquellas personas que se incorporaban al modo online con el objetivo de subirse al podio.

MkWii tenía una gran variedad de opciones de control, para que pudiésemos jugar de la forma que nos pareciese más cómoda: Con el Wiimote en horizontal, Wiimote + Nunchuck, Wii Wheel (Una rueda de plástico en la que insertaremos el wiimote para jugar con los giroscopios del mando), Mando de Nintendo Gamecube, Mando Classic Controller o Mando classic pro. Por raro que parezca, muchas de las personas que juegan a Mario Kart y participan en torneos utilizan los giroscopios para moverse, algo que a la mayoría de los jugadores tradicionales nos parece incomprensible e incómodo a la par de impreciso.
Puede que Mario Kart Wii no trajese consigo grandes novedades, ni que fuese uno de los mejores juegos de la saga, pero es el Mario Kart que estuvo en el momento y en el lugar adecuado y trajo un control asequible, todo eso, quedó reflejado en las ventas.

Menuda autopista... A mano derecha seguro que encontramos un Alcampo.

Menuda autopista… A mano derecha seguro que encontramos un Alcampo.

Las motos eran más rápidas que los Karts, pero mas difíciles de llevar.

Las motos eran más rápidas que los Karts, pero mas difíciles de llevar.

7. Mario Kart 7 (3DS) 2011

Por tierra, mar o aire… ¡Y en 3D!
Después de nuestro largo viaje llegamos por fin a la penúltima entrega de Mario Kart hasta el día de hoy, y la última entrega pensada para portátiles. Esta entrega y la siguiente son las únicas que en vez de subtítulo, tienen el número que ocupan dentro de la franquicia, en este caso el número siete. Imaginamos que la principal duda que se plantearían los desarrolladores de este juego a la hora de empezar con esta entrega sería algo asi como… ¿Qué inventamos ahora? Las dos últimas entregas de Mario Kart (DS y Wii) no tenían demasiadas novedades o incorporaciones respecto a los anteriores Mario Kart, simplemente se dedicaron a pulir detalles y fallos para hacer una experiencia de juego más grata. Lo primero era aprovechar las cualidades de la nueva consola de nintendo, entre ellas la que le da nombre : 3D. El 3D en este tipo de juegos ayuda mucho a la hora de calcular distancias con rivales, apuntar con objetos y realizar todo tipo de maniobras. Todo esto sin comprometer una tasa de frames totalmente estable.

De la mano con el modo 3D vino un modo de vista desde el interior del asiento del conductor, lo que es poco práctico y además bastante incompatible con el modo 3D pues el modo cabina se maneja con los giroscopios y bueno… si os atrevéis a intentarlo os recomendamos tener a mano una bolsa donde poder echar las rabas. Se está comercializando también una rueda, al estilo Wii Wheel donde colocamos nuestra portátil para recrear este estilo de control basado en giroscopios de Wii. Esta entrega se caracteriza también porque los Karts pueden ir a partir de ahora por tierra (como hasta ahora) por mar (gracias a una pequeña hélice) o por aire (con la ayuda de un ala delta). Así que ahora, antes de empezar cada carrera, a parte de elegir piloto, elegiremos carrocería, ala delta y hélice. Cada una de estas partes modificará las estadísticas con las que correremos en cada uno de los 32 circuitos. Los 16 circuitos clásicos, a parte de ser “Remakes”, tienen tramos en los que tendremos que volar, o bucear.

Este Mario Kart también es el más polémico en cuanto a incorporaciones de personajes, pues son un tanto extrañas, en este juego podremos manejar a personajes un tanto peculiares: Floruga, Abeja Reina (Super Mario Galaxy), Metal Mario y Lakitu. No sabemos a qué genio de nintendo se le ocurrió meter a Metal Mario, pero la verdad es que muy pocos fans lo agradecemos. Después de dos entregas, el modo online sigue sin sufrir ningún tipo de mejoras, continúa con la misma simpleza y vagueza de las anteriores entregas. Uno de los principales defectos de esta entrega es sin duda el ratio de caída de los objetos, la aleatoriedad o la mala distribución de estos. ¿Qué significa todo esto? Pues que este Mario Kart entre tanta concha azul es casi un shooter. Una carrera perfecta puede ser fácilmente estropeada por una sucesión de las susodichas conchas. Las motos de la versión de Wii no repitieron en Mario Kart 7, y el plantel de personajes es desgraciadamente, menor que en el anterior juego.

Mario Kart 7 incorpora novedades a la saga, que por lo pronto parece que repiten en Mario Kart 8. Es un Mario Kart que ha traído el apartado técnico necesario para esta nueva generación de portátiles y tiene unos gráficos y una banda sonora que difícilmente encontrarás en otro juego de esta portátil.

Creo que nunca echaremos de menos este modo de vista.

Creo que nunca echaremos de menos este modo de vista.

Gracias a nuestro nuevo Ala Delta, podemos surcar los aires.

Gracias a nuestro nuevo Ala Delta, podemos surcar los aires.

8. Mario Kart 8 (WiiU) 2014

Antigravedad, en HD.
Por fin la nueva consola de Nintendo, la WiiU incorpora una salida de HDMI para que podamos disfrutar de nuestras franquicias preferidas con unos gráficos y una definición acordes a los tiempos que corren. Diciendo esto, estoy queriendo decir que Mario Kart 8 no es tan solo el Mario Kart con mejores gráficos y diseño, sino que posiblemente sea hasta la fecha el juego ‘’más bonito’’ que ha realizado Nintendo, hablando de manera objetiva. Las motos de Mario Kart Wii no solo repetían en Mk8 sino que además en este juego tenemos la posibilidad de pilotar Quads. Estos híbridos entre moto y coche se han convertido rápidamente en uno de los preferidos por los pilotos más expertos. También, como en la anterior entrega, nuestros vehículos serán ayudados por el ala delta y la mini hélice, por lo que podremos de nuevo volver a desbloquear partes y personalizar nuestros vehículos.

Este juego es Nintendo en estado puro, para lo bueno y para lo malo. Por una parte el juego rebosa calidad por todos lados, la tasa de frames es perfecta, la orquesta es genial, los gráficos son muy buenos, las animaciones muy detalladas, un multijugador divertidísimo… Pero por la otra parte tenemos el mismo online que teníamos hace ya casi una década (Sin ningún tipo de mejoras), no tenemos modo opciones en el que subir o bajar el volumen, en el modo multijugador no puede jugar una persona en la pantalla del gamepad y otra en la televisión… Lo peor sin duda es lo mal que lo ha resuelto Nintendo a la hora de colocar el mapa. Este solo aparece en la pantalla del Gamepad, por lo que si jugamos con otro mando, no podremos ver cuanta distancia le sacamos a nuestro rivales, tampoco si jugamos multijugador. Pero bueno, tampoco es todo malo, al contrario, esta entrega es una de las mejores desde la de super nintendo. Se ha incorporado un modo “mejores momentos” que selecciona por nosotros unos mini clips de nuestra última carrera y nos crea un videoclip no personalizable con los que la máquina cree que han sido los mejores momentos de la carrera.

La gran novedad de esta entrega es la gravedad, pues en esta entrega competiremos boca abajo, boca arriba o incluso de forma lateral a la pista, gracias a esto, cada circuito tiene maneras alternativas por las que ir y atajar. En este Mario Kart, será el primer juego de Mario en el que podremos controlar a todos los Koopalingos. Y bueno, aparte de los koopalingos también tenemos incorporaciones de dudosa calidad como en la anterior entrega: Peach de oro rosa (imaginamos que como equivalente a Metal Mario), Baby Peach, Baby Estela y Baby Daisy. Por lo que podríamos decir que nintendo se ha quedado ya sin ideas totalmente en cuanto a personajes. La música orquestada nos ha parecido sublime, pero no podremos disfrutar mucho de ella debido a que no disponemos de modo opciones en la que darle más volumen y hacerla sobresalir de entre tantos efectos que hay en las carreras. Para los amantes de las ediciones coleccionistas, Nintendo distribuyó una edición especial de este Mario Kart que venía acompañada de una Concha Azul de plástico (Hubiésemos preferido una de Mario, pero…).

Despues de todos estos defectos, decir que aún así inclinamos la balanza al 99% a los aciertos del juego, y no a los fallos, asi que imaginaos si son buenas las virtudes de jugabilidad de este juego para suplir todas esas grandes carencias, que podemos garantizar que si tienes una WiiU, disfrutarás muchísimo con este juego.

Podemos elegir a Iggy, Roy... o a Peach de Oro Rosa.

Podemos elegir a Iggy, Roy… o a Peach de Oro Rosa.

Este DLC gratuíto de Mk8 nos permite conducir un Mercedes.

Este DLC gratuíto de Mk8 nos permite conducir un Mercedes.

Han sido muchas horas investigando, redactando, rejugando y recordando cada uno de estos grandes juegos que forman una de las sagas clave de la industria de los videojuegos. Espero que hayáis disfrutado de este breve repaso por cada juego tanto al menos, como yo he disfrutado escribiéndolo. Me he dejado muchas cosas importantes en el tintero, los Mario Karts arcade, hablar más detalladamente de cada una de las entregas, hablar mucho de la música… Sin embargo he decidido cerrar esto así, siempre se me ocurrirán formas de re-redactar este artículo, de cosas nuevas que incluir pero esto tenía que estar listo algún día y he pensado que con esto, está al menos lo mínimo indispensable para conocer un poco la saga y lo que supuso cada entrega. Un saludo a todos, ¡Nos leemos en los comentarios!