Análisis | Luigi’s Mansion 2: Dark Moon

avatar 32

Luigi’s Mansion para Gamecube, cuyo análisis realizado por Enkor podéis leer aquí, fue un juego que en su momento provocó reacciones enfrentadas entre los compradores de la recién aparecida consola. Los fervientes admiradores de Nintendo esperaban y deseaban con todas sus fuerzas el nuevo juego de los fontaneros, el rumoreado como Mario 128, pero en cambio, el juego que Nintendo les dio fue un atípico Survival Horror protagonizado por el hermano de Mario que se alejaba mucho del genero plataformil. Con el paso del tiempo, y tras la aparición del magnífico Mario Sunshine (el cual tampoco supo contentar a todos los fans), la gente ya con más calma supo apreciar al Luigi’s Mansion como se merecía.

Pasaban los años y los fans del fontanero verde exigían una secuela que nunca llegaba, hasta que finalmente, en el año 2011, la friolera de 10 años después del original, fue anunciado el Luigi’s Mansion2 para la nueva portátil de Nintendo, la 3DS. Las reacciones fueron totalmente positivas y los videos mostrados dejaban con ganas de más. Pero el titulo aún se haría esperar casi dos años más, apareciendo finalmente en marzo del 2013. ¿Ha merecido la pena la espera?.

La respuesta la adelanto ya. SÍ. Y mucho!

ARGUMENTO

En una fantástica y exquisita introducción, realizada con los gráficos del juego en tiempo real, se nos cuenta que el profesor Fesor vive feliz en Valle Sombrío haciendo sus investigaciones mientras cuenta con la ayuda de sus amigos espectros. Pero de repente, aparece en el cielo el Rey Boo que destruye la Luna Oscura, haciendo que los espectros amigables, sin la influencia de ésta, se vuelvan agresivos. Tras ello, el profesor Fesor se pone en contacto con el valeroso Luigi, el cual acepta orgulloso sin rechistar (xdddddddd) la tarea de encontrar los fragmentos de la luna oscura, custodiados por varios secuaces del ReyBoo en diversas mansiones, y así devolver la paz al valle Sombrío.

GRÁFICOS

Hay quien asegura que gráficamente no está al nivel del primero, pero no es cierto. Lo que ocurre es que las texturas en LM1 son fotorrealistas, pero todos los modelos poligonales son muy simples y sencillos, mientras que en Luigi’s Mansion 2 todo tiene un aspecto mucho más cartoon, con estancias detalladísimas llenas de objetos más interactuables que en la precuela y con unos efectos de luces y sombras solo vistos en consolas como ps360. Si hay algo que destaca mucho son las animaciones de los fantasmas haciendo de las suyas, pero por encima de ellas están las de Luigi. Un Luigi torpe, cobarde, que se asusta por todo, se tropieza aleatoriamente al entrar a una habitación, y con una expresividad y un detalle tan altos que hacen que el Luigi de Gamecube parezca soso y sin gracia. Si hay algo en lo que salía beneficiada Gamecube en el aspecto grafico era en que a pesar de que el juego era humorístico, sus gráficos más oscuros creaban una mejor sensación de agobio que aquí es casi inexistente.

JUGABILIDAD

Al comienzo de la aventura solo contamos con una linterna, pero enseguida encontraremos la Succionaentes 5000 (evolución de la Succionaentes 3000), esa aspiradora que nos permitirá capturar espectros, fantasmas y otros seres ectoplásmicos. Poco después sumaremos a nuestro inventario la linterna oscura multicolor, la cual revelará espectros u objetos invisibles a simple vista.

En el Luigi’s Mansion 1 con un stick manejábamos a Luigi, mientras que con el otro apuntábamos con la linterna o la aspiradora, la cual succionaba con R y soplaba con L. En la 3Ds solo hay un stick, por lo que apuntaremos directamente al lugar hacia donde está mirando Luigi y tendremos que moverle a él para cambiar la dirección de apuntado. Esto puede parecer un claro paso atrás respecto a la precuela, pero no lo es tanto, ya que esta vez para capturar fantasmas hay que lanzarles un flash que los atonta y entonces podremos succionarlos. Si queremos apuntar hacia arriba o hacia abajo con la aspiradora/linterna podemos hacerlo moviendo la consola o usando X o Y, opción esta ultima la cual recomiendo sobre la primera.

El profesor Fesor nos irá dando indicaciones en tiempo real utilizando la Distribuidora de Sustos (DS), y en ella podremos ver el mapa y otras indicaciones en la pantalla inferior.

Luigi inspeccionando la DS

El juego está dividido en 5 mansiones, bastante grandes, y en cada una deberemos realizar varias misiones por separado, solo pudiendo grabar la partida entre misión y misión. Cuando terminemos todas las misiones de una mansión nos enfrentaremos a un jefe y tras derrotarlo, podremos acceder a la siguiente casa.

En cada mansión hay unas cuantas gemas ocultas, las cuales podemos ir recogiendo por gusto, además de un boo oculto por misión, que servirá para desbloquear niveles extra.

SONIDO

La música al estilo suspense ambienta muy bien el juego, y es tan pegadiza que al propio Luigi se le contagia, y de vez en cuando la tararea y silba. Los efectos especiales están también a un nivel alto, ruidos de truenos, succiones, flashes, golpes, todos ellos en el momento adecuado. Las voces también son muy graciosas, y aquí Luigi habla como Luigi (en el primero casi siempre se parecía más a Mario) y pulsando la cruceta podremos oírle decir sus frases. La forma de hablar del profesor Fesor también se mantiene y es incluso más divertida que si dijera palabras reales.

CONCLUSIONES

Aunque el juego esté creado y construido por la second party Next Level Games, la supervisión de Nintendo (el alto número de supervisores se puede leer en los créditos) ha dado lugar a un juego con el característico sello de los triple A de Nintendo. De los superventas, de esos que no dejan ningún detalle al azar y al que no se le encuentra ninguna pega ni técnica ni jugable. Un juego hecho con mimo y con cariño que hace que la espera de 12 largos años haya merecido la pena. Aunque en cada misión volvamos a pasar por las mismas estancias la sensación de repetitividad es totalmente inexistente, e incluso querremos volver a jugar ciertas misiones para poder buscar al boo o encontrar las gemas. Y encima, las 5 mansiones son completamente diferentes entre sí. La duración del juego puede variar entre 16 y 20 horas dependiendo de si recogemos todos los boos o gemas.

Alguien dijo que el género Survival Horror estaba muerto. Este juego demuestra lo contrario, aunque tal vez deberíamos decir que es un “Survival Humor”

EN TRES FRASES

  • Luigi llena de vida el juego, sin él no sería lo mismo.
  • Uno de los tres mejores juegos del catálogo de Nintendo 3ds.
  • Pocos juegos mantendrán una sonrisa en tu cara como éste lo hace.

NOTA

9,6