Los 10957 días de nuestro “gomas”

image

Con este bonito cromo ha homenajeado Google UK a nuestro pequeño Speccy

No fue el primer ni el último modelo de ZX, pero sí fue el primer Spectrum, el más significativo y el que hizo que la microinformática en los años 80 se extendiera a una gran cantidad de hogares españoles. Y es que el ZX Spectrum 48k, pese a que no fue diseñado expresamente para jugar, fue el software (junto con su relativo bajo precio de venta) el verdadero motivo que hizo que se vendieran multitud de unidades del ordenador por toda europa.

No os pienso marear con cifras, ni fechas, ni demás datos, para eso ya se habrán encargado muchas otras webs.

Como alguna vez he comentado por aquí, el Sinclair 128k+ (el modelo español, concretamente) fue mi primer Spectrum y el que seguramente tiene la culpa de mi afición, de haber creado este blog y de que esté escribiendo estas lineas ahora mismo.

Aunque Sir Clive nunca acabó de confiar en su producto como plataforma de juegos, seguro que muchos de nosotros tenemos que agradecerle todo lo que nos dieron esos 8 bits. Como puedes leer aquí, Nomad fue mi primer juego. No conocía lo que era el PEGI cuando cortaba cabezas en el Barbarian, descubrí lo que era un juego en 3D sin conocer los polígonos con Knight Lore y Head Over Heels, supe que los juegos basados en películas podían ser buenos con Robocop y Batman the movie, la lucha callejera la conocí con Renegade, antes del Fifa, el Match Day nos llevaba la sensación de un partido de futbol a nuestras manos y las videoaventuras empezaron en mi caso con Spirits. Las historias que he enumerado aquí son sólo algunos ejemplos pero hay muchísimos más (como el que aquí nos cuenta Sito) que no caben el esta entrada.

Afortunadamente en la actualidad la scene del Spectrum goza de buena salud, constantemente van saliendo nuevos títulos desarrollados para esta máquina, e incluso contamos con nuevos periféricos que cuentan con tecnología actual al servicio del hardware de entonces como el DivIDE, gracias al cual podemos realizar cosas como ésta. Igualmente es una suerte que su catálogo sea uno de los mejores preservados, con lo que gracias a eso podemos disfrutarlo practicamente en su totalidad.

Para finalizar este particular homenaje, solo me queda decir que os echeis una partidilla en algún emulador para celebrar este evento, aunque si teneis posibilidades de jugar en un ordenador real esta sería una buena excusa para volver a encenderlo.

A disfrutar de este 30 aniversario y que vengan muchos más con una scene tan viva como hasta ahora.