Grandes Franquicias Olvidadas 1: Banjo-Kazooie

Assassin’s Creed, Call of Duty, Fifa, Battlefield, NBA 2K… Podría poner la mano en el fuego a que más de uno de ustedes conoce todos y cada uno de los juegos que he citado anteriormente. Y, aunque no necesariamente sean malos juegos, la popularidad que tienen no se debe precisamente a su calidad, sino a lo insistentes que han sido sus desarrolladoras con el ritmo de salida que tienen estos juegos. Muchos de ellos salen cada año, y es más, hablando de Assassin’s Creed por ejemplo, ha llegado a traernos incluso 2 y 3 entregas cada año.Pero no solo de Ezio Auditore, Messi o John Price vive el jugón de hoy en día, muchos de los personajes que llevan mucho tiempo sin hacer una aparición (o una decente) en nuestras consolas, no han sido olvidados.Y para recordarles a todos ellos, vamos a empezar una serie de entradas sobre los personajes que marcaron una época y se marcharon sin dejar ni rastro, empezando por el dúo mochilero de Rare que debutó en Nintendo 64: Banjo Kazooie.

De izquierda a derecha: Mumbo, Banjo y Kazooie

De izquierda a derecha: Mumbo, Banjo y Kazooie

El catálogo de la Nintendo 64 tenía que diferenciarse de los juegos que ofrecía la playstation para poder suplir las carencias del formato cartucho y la falta de memoria para texturas. Nintendo ofrecía en aquella época muchos de los mejores juegos de plataformas de la generación, como Mario 64, Conker, Donkey Kong 64 y la saga que hoy nos ocupa. A diferencia de los demás plataformas que habíamos visto en generaciones anteriores, todos estos se basaban en la particularidad de que realizabamos ‘’misiones’’ dentro de los mismos escenarios, en vez de tratarse simplemente de llegar al final del nivel.  Había muchos objetos que recoger en todos estos juegos, pero siempre había un objeto codiciado que nos abría las puertas a nuevos niveles: En el caso de Mario 64, estrellas, en el de Donkey Kong 64, bananas doradas y en Banjo Kazooie, piezas de puzzle.

La bruja Gruntilda es uno de los antagonistas mas originales de la historia de los videojuegos.

La bruja Gruntilda es uno de los antagonistas mas originales de la historia de los videojuegos.

 

Sin embargo, todos estos juegos estaban dotados de una gran personalidad, y aunque compartían una base, no sentías que estos juegos fuesen ‘’clones’’ o poco inspirados, todos sus mundos eran muy acogedores.  Pero si tuviésemos que destacar una sola característica de Banjo Kazooie, esa sería sin lugar a dudas su gran sentido del humor. Banjo era un oso con un espíritu muy estereotipado de héroe, pero sin embargo, la ‘’pájara’’ que Banjo llevaba en su mochila, era un antihéroe cascarrabias y muy graciosa. No dudaba nunca en cuestionar a los demás personajes o incluso al jugador, lo que daba lugar a diálogos verdaderamente desternillantes. Los dos personajes combinaban sus habilidades para superar obstáculos, pero Kazooie no siempre estaba por la labor. El topo ‘’Bottles’’ nos enseñaba nuevas habilidades, como a volar, utilizar las patas de Kazooie para subir por colinas inclinadas o incluso tirar huevos. Cuando Goggles intenta enseñarle a Kazooie a lanzar huevos por “la vía de escape”, Kazooie se pregunta si de verdad le compensa el dolor que va a sufrir por hacer eso, cosa que otros personajes como por ejemplo Yoshi, parecen la mar de contentos con utilizar su trasero para superar los niveles. Aparte de Bottles, hay otros personajes que ayudaban a Banjo y a Kazooie a continuar su aventura, por ejemplo Mumbo quien se ha otorgado a sí mismo el título de “Mejor chamán del juego” y nos convertía en diferentes animales a cambio de unas calaveras coleccionables para que pudiésemos por ejemplo engañar a unas hormigas haciéndoles pensar que somos una de ellas, entrar en su hormiguero y robarles nuestra dorada pieza de puzzle.

Cada cinco dragones recogidos, una pieza de puzzle, parece justo.

Cada cinco dragones recogidos, una pieza de puzzle, parece justo.

Todos estos personajes son fundamentales para el desarrollo de la historia, pero el ‘’Oscar” a la mejor interpretación se lo llevaría la bruja Gruntilda (La antagonista de la historia) quien rapta a la hermana de banjo en el primer juego para robarle su belleza (cual bruja de Blancanieves). Lo curioso de este personaje es que todos sus diálogos riman, lo cual es aún más cómico. Eso sí, ambos Banjos de nintendo 64 están en un perfecto inglés, por lo que hay que ser un poco duchos para poder reírnos con los diálogos.

Aunque hoy en día recordemos como una franquicia algo lejana, Banjo y Kazooie no han tenido  precisamente muy pocos juegos, el problema es que solo podemos recomendar los dos primeros: Banjo Kazooie y Banjo Tooie, ambos para Nintendo 64. Los demás juegos de Banjo no comparten las mecánicas de la saga original y no están para nada a la altura. Algo que le podríamos haber dicho a Rare en el momento en que pensó en cambiar la fórmula podría haber sido algo como : Si algo no está roto, no lo arregles.

Esta vista desde arriba de un mapa de Banjo demuestra lo bien que lo pasaban los diseñadores trabajando.

Esta vista desde arriba de un mapa de Banjo demuestra lo bien que lo pasaban los diseñadores trabajando.

Aparte de los anteriormente citados tenemos:

Banjo Pilot: Un juego de Gameboy Advance para aprovechar el tirón de Mario Kart, solo que en vez de ir en coches vamos en aviones. No es que sea mal juego, es que simplemente no destaca por nada en absoluto y no es mejor que cualquier otro ‘’clon’’ de Mario Kart. Ni diálogos graciosos, “ni ná de ná” Lo único que tenía de Banjo eran los personajes.

Banjo-Kazooie: La venganza de Grunty : otro juego de Gameboy Advance, que si intenta revivir un poco las mecánicas de los originales pero con una vista cenital. ¿De este que podemos decir? Pues no voy a meterme en temas técnicos ni de si es un digno sucesor de los de Nintendo 64. Simplemente voy a decir que si un juego se te hace aburrido, no merece la pena que lo sigas jugando con la cantidad de videojuegos que existen.

Banjo: Baches y Cachivaches: Unos gráficos de alucine en la Xbox 360, todo el espíritu de Banjo Kazooie, un mundo vastísimo y… coches. ¿A qué genio de la ingeniería se le ocurrió que sería más divertido un Banjo Kazooie si fuésemos montado en un coche el 99% del tiempo de juego y resolviesemos las mismas situaciones que podríamos haber resuelto a pie, pero montado en un coche? No hay explicación lógica para esto por más que intentemos buscarla.

A modo de broma, banjo y Kazooie estaban en baja forma física después de tanto tiempo sin aventuras. Este juego si que fue una broma.

A modo de broma, banjo y Kazooie estaban en baja forma física después de tanto tiempo sin aventuras. Este juego si que fue una broma.

Aunque esta última entrega de Banjo es del año 2008, para los fans de este gran dúo plataformero ‘’No cuenta’’ al igual que tampoco contaron las otras entregas que están fuera de la N64. Por lo que podríamos decir que el oso y la pájara, llevan perdidos desde el año 2000. A día de hoy, si se mantuviese gran parte de las mecánicas de estos juegos, podrían ofrecer un plataformas diferente a los demás que tenemos hoy día en el mercado, con un humor fuera de serie y trillones de objetos para coleccionar. Por todo esto podemos decir que Banjo- Kazooie es una de esas grandes franquicias olvidadas que nos gustaría que volviese por la puerta grande al mundo de las plataformas. Esperamos que ahora que Don Mattrick (El jefazo de xbox) ha dicho que Rare va a dejar de hacer juegos para kineckt y que además se sabe que están metidos en un gran proyecto, podríamos cruzar todos los dedos para que en el próximo E3 nos volvamos a desilusionar con una franquicia que no va a volver.

Kazooie y Banjo nos dicen adios para siempre.

Kazooie y Banjo nos dicen adiós para siempre.

¿Qué franquicias os gustaría que volviesen al mundo videojueguil? ¿Podrían aportar algo diferente hoy en día?