Análisis | Fighting Street (2013, OpenBOR)

Este fin de semana fue especial para los amantes no solo del Street Fighter,  sino del Beat Em Up, ya que SEEP, uno de sus mayores expertos del motor Beast Of Rage con casi una década de experiencia, por fin lanzó Fighter Street, tras año y medio de intenso trabajo hecho de corazón por y para los fans del género.

Como sabréis, el motor Beast Of Rage, también conocido como Openbor, trata de crearse tu propio juego Beat Em Up reuniendo Sprites, Música, Movimientos, Personajes, Pantallas de cualquier juego 2D creado anteriormente, o partiendo de cero en caso de que el autor deseé hacerlo totalmente nuevo, como podría ser el proyecto de Street Of Rage 4 HD.

Y bien, el juego que nos ocupa hoy viene a ser la versión Beat Em Up del primer Street Fighter lanzado en el año 1987 y que ya nadie recuerda practicamente, debido a la sombra que le hizo su legendaria segunda parte. El autor de este Openbor, el programador SEEP, ha sido consciente desde el primer día de que esta primera versión del Street Fighter cuenta con muchos detractores, y por eso mismo ha querido hacer justicia con este clásico intentando resucitarlo a su manera para así ofrecerle a los retroconsoleros una nueva oportunidad de juego que llegase al punto mas nostálgico.

Desde hace dos décadas soy amante del género Beat Em Up y nunca lo abandonado, tiene grandísimos juegos y muchas rarezas que descubrir hoy en día, gran parte de ello gracias al magnífico tesoro que es el motor Openbor, y de la gente que ha dedicado horas y horas en mejorar sus juegos favoritos, algunos con mas o menos acierto, pero grandes joyas muchos de ellos.

Fighting Street es el último Openbor Game hasta la fecha, y uno de los pocos que han salido este 2013, siendo el mejor del año con diferencia, por lo menos hasta la fecha. Aquí no solo vamos a disfrutar de una jugabilidad mas que entretetenida, sino de una historia elaborada contada a través de un montón de Stages donde iremos conociendo personajes importantes de la saga que nos guiarán a finalizar nuestras misiones.

Pasaremos por pantallas donde la jugabilidad se mezclara con la plataforma a la vez que pateamos enemigos al estilo «Karateka».

Golpeando y recogiendo gemas nos iran dando mas y mas puntos, que nos ayudarán a adquirir nuevos movimientos especiales.

Y lo mejor de todo es que existen dos finales, dos modos de juego, personajes secretos, galeria de arte, una buena banda sonora que varía según el modo de juego… Amigos, estamos ante una pequeña obra maestra al alcance de todos, totalmente gratuita que incluye un viaje al pasado que nos olvidarás.

¿Eres amante del Street Fighter? ¿Beat Em Up? ¿Plataformas? ¿Aventuras? Entonces pruébalo y siente de nuevo la verdadera magía del entretenimiento.

Mas información visitando la web del autor

http://seeproduction.blogspot.com.es/