Análisis | DuckTales Remastered

avatar 15

 

En los años 80 la serie Ducktales, o Patoaventuras en nuestro país, era un éxito rotundo y todo niño de entre 0 y 15 años seguía las aventuras del pato mas avaricioso de los dibujos animados. Aprovechar las oportunidades es de sabios, y así lo hizo capcom, sacando a la luz el juego »Ducktales» en 1989 para el continente americano, y un año mas tarde ya podíamos disfrutar de él en todas las regiones. Muchos poseedores en aquella época, compraban juegos impulsivamente debido al bombardeo publicitario y a la escaséz de conocimiento acerca del producto que se adquiría. Con esto no quiero decir que el juego sea malo ni mucho menos, simplemente que debe gran parte de su éxito a estas circunstancias y pocos jugadores hoy en día podrían opinar de forma objetiva sobre algo que puede producirles tanta nostalgia. Y ese puede que sea el público de este remake de Capcom, atraer a los nostálgicos que lo jugaron en su día. Se tratará de analizar lo que ofrece este juego como remake, y como juego independiente por separado.

Una vez situados en el contexto histórico, sumerjámonos en el análisis:

Ducktales como Remake

Ya no estamos en los años 90, asi que te ruego por favor que dejes de tararear la canción de la serie de dibujos animados mientras lees este análisis. ¡Es broma! Tararéala, disfrútala, estás de enhorabuena, uno de tus juegos de la infancia vuelve a la acción con un gran lavado de cara y listo para que lo rejuegues tantas veces como quieras sin miedo a que le salga humo a la consola, te quedes bizco o te produzca epilepsia la tele de tubo.

Lo primero que nos vamos a encontrar cuando pongamos el juego, como no, es la canción de la serie original rehecha imitando los » 8 bits» (sin serlo realmente obvio) que suena expléndidamente, y bajo unos menús con la fuente de la serie, un bonito fondo dinámico a todo color.

Le damos a empezar la aventura y sorpresa: Se ha añadido un tutorial camuflado en el que debemos rescatar a nuestros sobrinos mientras aprendemos los controles básicos.

 

Un bonito menú nos da la introducción al juego.

– EH?! PERO ESTO NO ESTABA EN EL ORIGINAL, ESTO NO ES UN REMAKE, YO NO LO COMPRO

  • Tranquiiilo, sigue leyendo.

Despues de esta introducción y de conocer la motivación del pato avaro para embarcarse en esta aventura pasaremos a la sala donde el tio gilito tiene su super ordenador , en el que nos marcará los destinos a los que podemos ir en nuestro helicóptero a recoger los distintos tesoros. Además, podemos sumergirnos en la cámara de monedas y nadar un rato en ella y tirar monedas por la boca como si fuese agua.

Detrás de esa puerta está la fortuna del tio Gilito. Por primera vez nos sumergiremos en ella!

-ESTO TAMPOCO ESTABA ESTAFAAA, bueno en realidad no. Siempre había querído hacerlo.

  • Shhh

Los gráficos abandonan los clásicos sprites para convertirse en unos simpáticos dibujos 2D con varias animaciones distintas. Esto se aplica en los personajes tanto enemigos como los protagonistas, sin embargo los fondos tienen profundidad y están hechos con una especie de 3d. El conjunto puede sonar raro, sin embargo es algo que acaba agradando a la vista.

Se han añadido diálogos con las voces originales de los personajes. Los americanos se sentirán muy nostálgicos escuchando las voces de sus personajes preferidos mientras que tú te sentirás indiferente leyendo unos subtítulos.

El desarrollo de las fases es prácticamente el mismo, sin apenas cambios. Ahora podemos guiarnos por las fases lineales gracias a que ahora llevaremos con nosotros un innecesario mapa.

La música rehecha desde 0 le sienta muy bien. Pero tranquilo, que se respetan las melodías originales y se escuchan mejor que nunca. Mención especial a la melodía de la fase de la luna, que es la que mas fans suele tener, seguro que satisface a todos los 80eros y 90eros.

Los monótonos jefes finales ahora han cambiado sus patrones de ataque para volverse mucho mas dinámicos y algunos muestran rotaciones y efectos 3d entre sus patrones. Si sabías como derrotarlos, tendrás que aprender de nuevo. Pero tranquilo, que la mayoría son bastante fáciles ( A excepción del pato drácula, que es con diferencia el mas difícil). Sin embargo las fases son complicadas pero no debido a sus saltos ajustados ni a sus insuperables enemigos, sino mas bien por un control que ha envejecido, como decirlo sin dañar la opinión de los fans… MAL, el control es muy malo, tosco y duro. Como lo fue en su día el control que tenía este juego en la nes, una cosa es hacer un juego fiel al original y otra es dejarlo con una jugabilidad de los peores juegos de la época.

En resumen, como remake el juego cumple, y entre la nostalgia y el pésimo control, seguro que a mas de uno le salta la lagrimilla por algún motivo o por otro.

Pero como juego independiente…

Ducktales como juego actual

Saquemos el juego de su contexto histórico y situémoslo en el año 2013. Cualquier jugador de mas de 15 años que no haya probado el original no va a disfrutarlo. Los mas pequeños de la casa puede que si lo hagan viendo dibujos animados interactivos en la televisión sin quedarse muy bien con la copla.

Los demás van a encontrar un juego pesado y con un control muy malo que complica el juego. Como plataformas hoy en día tampoco cumple, tenemos opciones brillantes como Rayman Origins y Legends, Donkey kong Country, cualquier Mario… No está a la altura de ninguno de ellos y nisiquiera son comparables.

Los diálogos de los personajes son muy pesados. Cada vez que encontremos una moneda con grabados en la fase del amazonas por ejemplo, el juego tendrá una mini cinemática que mas que ayudar, molesta. Además los personajes no tienen mas de 2 o 3 animaciones, por lo que recurren a ellas a cada momento, lo que se hace muy repetitivo. Por suerte podremos saltarnos los vídeos, pero no desactivarlos por completo para que no vuelvan a aparecer.

El juego dura aproximadamente 30-45 minutos, sin ningún tipo de coleccionable que incite a rejugarlo. Y bueno, eso no está del todo mal, pero encima remata con un precio que es abusivo. 16 euros en formato digital por un juego de plataformas que no es bueno y no vas a volver a jugar.

Mejorar tu puntuación no es motivo suficiente para rejugar este remake.

Veredicto

Es un juego solamente apto para nostálgicos o para los mas pequeños de la casa. Como remake cumple, y ningún fan de el juego de nes se sentirá decepcionado al comprar este juego, sin embargo los jugadores que quieran pasarselo por primera vez se sentirán aburridos y engañados con un juego del que todo el mundo les hablaba y nunca comprenderán por qué.

EN TRES FRASES

  • Apto para nostálgicos.
  • Demasiado corto.
  • Precio abusivo…

NOTA

6

 

avatarLa opinión de Sito

Patoaventuras nunca fue de mis juegos favoritos de Disney en NES, otros como Chip y Chop (cuyo análisis podéis leer aquí) me gustaban mucho más. Sin embargo, es innegable la calidad del título original de la NES.
Al contrario de lo que ha ocurrido con el reciente Castle of Illusion (cuyo análisis TAMBIÉN podéis leer aquí) esta vez se ha optado por mantener prácticamente intacta la parte jugable de la versión original, y esto no sería malo. A mí no me parece una jugabilidad tosca, ni que tenga un control duro. Ni me lo parecía en su versión original ni me lo parece ahora, me parece un control perfecto. Solo por este motivo, mi puntuación sería un poco más elevada que la de Lee-San, pero solo un poco, ya que estoy totalmente de acuerdo con el todas sus restantes opiniones.

Para terminar, os dejo con un Gameplay ofrecido por nuestro amigo Chukas: