Donaciones (2)

avatar 12

Muy buenas, después de un poco de relax navideño, proseguimos nuestra andanza y hoy os traemos una nueva compilación de artículos salvados de un triste destino (o no tanto xD) gracias a la buena voluntad de los usuarios de la web y de la gente cercana a nosotros. Podeis leer si quereis la entrada anterior que se curró Sito donde habla de otros obsequios videojueguiles.

El primero de nuestros mecenas de hoy, el Retroconsolero (cuyo pedazo de blog os recomiendo que leais) ha tenido a bien de ofrecernos un par de juegos: Secret Command, una suerte de Ikari Warriors/Commando para la consola Master System que casualmente no conocía. Hace poco, en una conversación entre Sito y yo, estuvimos comentando que hay pocos juegos de Master System que dan la posibilidad de jugar dos jugadores simultaneos, pues casualmente este es uno de ellos. Y como ya sabeis, juego que permite jugar con un amigo es un juego que automáticamente se convierte en bueno.

El segundo de los juegos que nos aportó el Retroconsolero es el mítico California Games para Atari Lynx. A pesar de que es una versión recortada con sólo 4 pruebas, el cartucho nos ofrece una jugabilidad envidiada por casi todas las demás  versiones. Y que decir de los gráficos, ¡Si hasta tiene efectos de zooms reales! Este juego tendrá una segunda juventud en mi Lynx recien adquirida.

El Amstrad de Pekerone, le falta una tecla (que buscará) pero funciona a la perfección.

Pasamos ahora a un hardware: Nuestra habitual Pekerone nos ofreció su Amstrad CPC464 (con monitor fósforo verde) que supuestamente estaba averiado porque no encendía. Tras hacerme con un cable RGB para poder conectar el ordenador a una televisión convencional, compruebo que éste funciona correctamente. Así que el problema está en el monitor. Habrá que ver si es dificil de reparar, pero de momento ya se puede disfrutar ¡y en color! de los juegos de este mítico computador. Con esto quiero decir, aunque estén averiados los cacharros, ¡no los tireis! probablemente existe un modo de repararlos.

El juego del que voy a hablar ahora no es propiamente una donación aunque en cierto modo es lógico hablar de él en esta entrada. Os cuento la historia: Cerca de donde trabajo hay una nave que alberga una empresa de reciclaje de metales. La parte delantera de esta nave es un circo ambulante donde se pueden contemplar interminables montañas de trastos irreconociblemente torsionados y variopintos personajes de todos los tamaños y colores que buscan rapiñar algo de dinero vendiendo material sacado de vete tu a saber qué extraño o ilegal lugar. Pues bien, en una de las ocasiones en las que pasé por delante, me pareció ver en el suelo lo que parecía ser un cartucho de Gameboy. Efectivamente, en mis manos tenía un ajado cartucho del Fortress of Fear, uno de los juegos de la primera hornada de Gameboy. Estaba muy sucio e incluso rajado por una parte, como si le hubiera pasado un camión por encima. No es que el título fuera una maravilla, aun así mi sorpresa fue mayúscula a encontrar eso en aquel lugar. Al llevarlo a casa lo probé. No funciona del todo bien, segun lo insertes en la consola directamente no va o muestra fallos gráficos y se reinicia. Imagino que una limpieza de contactos a fondo solucionará los problemas.

Pues hasta aquí esta extensa entrada de donaciones. Recordad que si quereis aportar algún objeto relacionado con el mundo de los videojuegos podeis escribirnos un correo a info[NOSPAM]@pixelacos.com (quitando el [NOSPAM]) y nos hacemos cargo de todo. Y recordad: no tireis nada aunque esté roto. Nosotros le daremos una nueva vida.