20 Aniversario de The Legend Of Zelda: Link’s Awakening

avatar 13

El pasado día 6 del presente mes se cumplieron 20 años del lanzamiento del Link’s Awakening para GameBoy tocha. Veinte años que han pasado demasiado rápido y que de nuevo (y ya van demasiadas ocasiones) le hacen darse cuenta a uno de lo rápido que envejece.

Este juego empezó a desarrollarse como una conversión portátil del  A Link To The Past de Super Nintendo, pero finalmente optaron por crear un juego con historia propia. Y vaya historia, amigos. La historia más original, melancólica y distinta que se ha hecho para un Zelda. No en vano, su argumento es uno de los motivos que hacen que se convierta en mi Zelda favorito. Y no, ni fue al primero que jugué, ni el ultimo, ya que salvo Majora’s Mask he jugado y prácticamente completado todos los juegos de la saga. Y casualmente, algo me dice que el Majora’s es precisamente el único otro Zelda que se desmarca del resto.

Mapa de Koholint

Esa isla, esa montaña, ese huevo, ese pez volador, esa música… aquella escena en la playa con Marin… aunque en un principio pudiera parecer una versión descafeinada del Link To The Past, fue este juego el que realmente sentó las pautas definitivas para lo que han sido todos los zeldas que vinieron después.

También encontramos varios cameos de otros juegos, a destacar sobre todo los del universo de Mario. Algo que no se volvió a repetir, y que sinceramente, tampoco hubiera tenido la misma gracia. El argumento del juego aquí es el que es, y gracias a él todo cobra sentido.

Uno de los momentos clave, cuando por fin hallamos nuestra navaja de alb… espada.

A finales del año 98 se realizó la versión deluxe recoloreada para la recién lanzada en ese momento Game Boy Color. Transcurrieron seis años entre una versión y otra. Seis años que hoy los recuerdo como si hubiera sido una década.

¡Felicidades Link! Solo nos queda desear que veinte años después Marin por fin haya cumplido su sueño aunque sea reencarnada en una gaviota.