Análisis | Revisión de Sonic 1 para Android e iOS

avatar 17
Que a veces la Scene hace más por las sagas clásicas de videojuegos que las propias compañías propietarias es un hecho irrefutable. Un ejemplo claro lo tenemos en el magnífico Streets Of Rage Remake, creado por fans y para fans, y que Sega, en un movimiento vergonzoso, prohibió que se distribuyera libremente. Por suerte para todos, parece que Sega hizo caso de las críticas que decían que debía haber “adoptado” dicho juego y haberlo publicado legalmente, y hace escasamente 2 años fue publicada una versión mejorada de Sonic CD para 360, PS3 y plataformas móviles, cuyo engine fue creado prácticamente desde cero por Christian “The Taxman” Whitehead. Taxman era conocido en la Retroscene dedicada a Sonic, ya que fue el autor de un motor llamado Retro Engine y de varios juegos amateurs de Sonic basados en él. Sega esta vez, en lugar de denunciar o prohibir, optó por contratarle y encargarle un port oficial del Sonic CD. ¿Qué ventajas tendría esto?. Bien sabido es por todos que Sega, por algún motivo extraño, no conserva las fuentes de sus Sonics antiguos, y para un relanzamiento de Sonic CD podía optar por reprogramarlo desde cero o emularlo. Y optó por lo primero contratando a Whitehead. Las ventajas de la decisión final de Sega son muchas. El ratio de pantalla se ajusta a la resolución del dispositivo donde estamos ejecutando el juego, por lo que no se produce deformidad, ni aplastamiento ni estiramiento de la imagen. También tenemos la ventaja de que su rendimiento será superior al de un simple emulador. Esto también facilita la posibilidad de ciertos añadidos, como el spin dash clásico, posibilidad de seleccionar la banda sonora de la región que queramos y otras muchas ventajas. [caption id="attachment_3588" align="aligncenter" width="538"] Jugando al Sonic CD en el iPad con el Wiimote[/caption] Tras las buenas críticas y el éxito de este Sonic CD, el siguiente paso natural era hacer lo mismo con los Sonics de Megadrive. Dicho y hecho. Hace pocas semanas ha sido lanzada al mercado una reedición del Sonic 1 original de la 16 bits de Sega. Esta vez, por desgracia, solo para plataformas móviles. No entendemos la decisión de no realizar una versión para consolas, ya que merece la pena. Si ya habíamos comprado la versión anterior en iOS (la cual era un cutremulador de Megadrive con un rendimiento pésimo) tendremos derecho a una actualización gratuita a esta nueva versión. Y si en cambio nuestro móvil/tablet es Android podremos descargarlo por primera vez, ya que antes no estaba disponible. Las mejoras son sustanciales, y hacen que un juego a priori tan mamado como el Sonic 1 pueda resultarnos atractivo para ser jugado de nuevo. Lo primero que nos encontramos es un bonito menú con la caja del juego de Megadrive, que se abre y aparece el cartucho (podemos elegir incluso la región de los mismos entre Usa, Europa y Japón). En las opciones podemos elegir activar o desactivar el spindash, que recordemos no existía en el original. Después observaremos que disponemos de varios slots para guardar partida y poder continuar más tarde. Dentro ya del juego las físicas han sido ligeramente modificadas PARA MEJOR, y hacen que manejar a Sonic sea todavía más satisfactorio. Pero no creáis que esto es una herejía, ya que solo los que han dedicado horas y horas al juego original notaran la diferencia. La versión “replicada” es la más moderna (Obviamente) de Megadrive, Osea aquella que no tenía el bug de los pinchos, o que tenía scroll parallax en las nubes, versión a la cual se han añadido aún más mejoras gráficas. Por ejemplo, la animación de los anillos girando tiene más cuadros de animación, y su movimiento es más suave. También observaremos que las fases de bonus ahora por primera vez tienen rotación real, lo cual hace que el giro del escenario sea más suave y menos brusco. En algún Robotnik de final de fase también encontraremos ligeros detalles gráficos mejorados. Respecto a la banda sonora, en algunos sitios aseguran que se ha mejorado, pero no es así, es la misma de siempre, pero tal vez podamos recordar que en Megadrive a veces dejaba de sonar alguna de las pistas de audio de la música, ya que su canal era requerido para usarse con algún efecto sonoro. Algo muy típico en aquella época. Esto se ha subsanado aquí, y aunque hayan 4 o 5 efectos de sonidos diferentes, la bso seguirá sonando con pleno esplendor. Cuando terminemos el juego por primera vez, nos aguarda la sorpresa de poder jugar con Tails o con Sonic y Tails a la vez, de modo similar a Sonic 2 y 3. Tails puede volar, al igual que lo hacía en Sonic 3, y no solo eso, sino que también puede levantar a Sonic y elevarlo incluso jugando en modo 1 player. Si además conseguimos terminar el juego con las seis esmeraldas desbloquearemos también a Knuckles, con sus poderes tales como escalar paredes o planear. En algunos detalles se han incluido en las zonas altas algunos anillos o monitores nuevos pensados para  ser descubiertos con Tails o Knuckles, pero no hay ningún rediseño remarcable en ninguno de los niveles para ser jugado con estos personajes. ¿Pensabais que ya estaba todo? Pues no. Todo esto es lo oficial. Sin trucos. Porque si iniciamos un juego en modo sin guardado de partida y al aparecer el logo de Sega junto a la mítica voz pulsamos la S, la E, la G y la A por ese orden, y luego en la pantalla de presentación pulsamos con dos dedos en lugar de con uno, accederemos al menú de selección de nivel, donde además de eso, podremos añadir una esmeralda más para que Sonic pueda transformarse en Super Sonic. También podremos escuchar en el sound test las músicas 04, 01, 02 y 06 (me las sé de memoria) y así poder empezar la partida como si hubiéramos conseguido todas las esmeraldas y transformarnos en Super Sónico El Espingardo tras coger 50 anillos. También hay más opciones, como la posibilidad de sustituir los monitores de ítems por los del Sonic 2 o Sonic 3, y así disponer de los power ups de este último, como el fuego, el imán, la burbuja, etc. En definitiva, estamos ante la revisión más completa que se ha hecho del Sonic original de forma oficial, y la recomiendo a cualquier fan de Sonic, ya que yo me he sorprendido a mí mismo enganchado de nuevo a este juego como hacía años que no me ocurría. Recientemente se ha publicado en Japón una versión estereoscópica para 3ds del Sonic 1, pero como siempre, parece que la comunicación entre Sega Japón (autora del de 3ds) y Sega América (autora de la revisión que aquí hemos analizado) sigue siendo pésima, y mucho me temo que la versión para la portátil de Nintendo no es más que un emulador hackeado, ya que ni siquiera se muestra a pantalla completa, por lo que probablemente no tenga ningún extra de los aquí mencionados. Por todo ello... un aplauso para Sega por realizar este juego, y una colleja por privar de esta versión también a los usuarios de PS3 y 360.  

EN TRES FRASES

  • Control y Gráficos mejorados además de otros extras
  • Se ajusta a cualquier resolución.
  • ¡Es Sónico el gordito!.
NOTA 9