Análisis | Castle Of Illusion Re-Imagined

avatar 46
Castle of Illusion Starring Mickey Mouse es un juego creado por Sega Am7 en 1990 y que sirvió para dar inicio en 16 bits a la saga "Of Illusion", conocida en Japón como "I Love..." que se convertiría en trilogía tras la aparición de Quackshot (1991) y World of Illusion (1992). Hace unos meses hablamos en Pixelacos del anuncio por parte de Sega de una próxima remasterización de este clásico de 8 y 16 bits creada por su división de Australia. Las dudas surgidas entonces fueron muchas: ¿Sería un simple lavado de cara? ¿Tendría niveles nuevos? ¿Se basará solo en la versión de 16 bits, o también incluirá elementos de la, para mí, superior versión de 8 bits? Ayer por fin salió el juego a la venta (exclusivo en formato digital) para PC, XBOX 360 y PS3. Lo hemos terminado y aquí os ofrecemos nuestro análisis.

Historia

Castle of Illusion nos cuenta la historia que ocurrió un día que Mickey y su novia Minnie estaban de picnic disfrutando de un día soleado hasta que la vieja bruja Mizrabel llegó y secuestró a la ratoncita para robarle su belleza y recuperar su juventud. Mickey no se quedó de brazos cruzados y siguió a la bruja hasta su castillo para rescatar a su amada. Aquí es donde pasamos a formar parte de la historia manejando a Mickey a través de las distintas estancias del castillo. El juego no es un simple lavado de cara pasando los gráficos a HD como ha hecho Capcom recientemente con su Patoaventuras (el cual analizaremos pronto en Pixelacos), sino que Sega ha tomado como base la temática de los niveles del juego original y ha creado niveles totalmente nuevos, eso sí, con algunos tramos muy similares a los de Mega Drive. Sí, de nuevo Sega se olvida de sus consolas de 8 bits, y no encontraremos ni rastro del Castle de MasterSystem aquí. En Mega Drive, una vez en el castillo, teníamos 5 puertas (al contrario que en Master System no podíamos elegir el orden de las mismas) y cada una de las cuales daba acceso a un mundo distinto con diferentes zonas que había que completar por orden y del tirón. En la nueva versión tenemos de nuevo el mismo número de puertas, con la diferencia de que dentro de cada una hallaremos 3 puertas más donde se encuentran las 3 partes diferenciadas de cada mundo: zona 1, zona 2 y el Boss. Obviamente solo estará abierta la primera, y no tendremos acceso a las otras hasta completar la anterior. Esto se ha hecho así porque el juego tiene ciertos elementos rejugables para volver a cada nivel para conseguir objetos que no recogimos y desbloquear trajes o figuras. Antes de entrar a cada puerta se nos indicará el total de objetos a encontrar en cada zona y la cantidad que ya disponemos. Así la búsqueda es menos estresante. Al recuperar siete gemas mágicas (que salvo una, nos irán entregando cada jefe derrotado) podremos acceder a la torre de Mizrabel, donde encontraremos un nivel que homenajea al de la torre giratoria vista en el Mickey Manía, la cual a su vez estaba inspirada en el gran clásico Castelian/Nebulus. Encontraremos, eso sí, guiños a otros juegos de la saga of Illusion. Por ejemplo, al encontrar las cinco guindillas del Quackshot (distribuidas en 5 niveles) desbloquearemos el traje de explorador similar al usado por Donald en el juego, y por otro lado, recogiendo un total de 5 naipes, como los que recogíamos en el World of Illusion, conseguiremos el disfraz de mago que Mickey lucía en la portada de dicho juego.

Gráficos

Es uno de los puntos fuertes del cartucho juego. Aunque sea un título de bajo presupuesto se nota el mimo que han puesto en todos y cada uno de los escenarios, con una riqueza y un nivel de detalles exquisitos. El sprite modelo poligonal de Mickey es probablemente el más bonito y mejor animado que ha habido en cualquier juego poligonal del ratón hasta ahora, y sus animaciones y expresividad nos recuerdan la felicidad que sentíamos al jugar al juego en 16 bits. ¿Por qué Mickey va sonriendo y se le ve tan contento si acaban de secuestrar a su novia? ¡Pues está contento porque sale en un juego que le hace justicia! ¡Como antaño! Un punto que no me termina de convencer son los dibujos estáticos utilizados en la intro. Me parecen demasiado simplones, y habría dado mejor resultado y quedado mejor integrados si hubieran sido animados utilizando el motor 3d del propio juego.

Sonido

Es un placer volver a oír las melodías clásicas de Megadrive, pero esta vez en versiones orquestales creadas por el antiguo empleado de RARE Grant Kirkhope. Versiones que no solo no estropean estas canciones, sino que las ensalzan más aún. Sin embargo he echado de menos al menos un par de sonetos que por desgracia no han sido incluidas: una del nivel de los juguetes y otra del tercer nivel, la cual casualmente incluimos en nuestro Megamix de Megadrive de Pixelacos Sound. Los efectos especiales son alegres, y escucharemos las vocecillas de Mickey durante el juego además de los susurros o gruñidos de algunos enemigos. Como novedad respecto al clásico de Mega Drive escucharemos a un señor narrándonos no solo la intro, sino cada acontecimiento destacable ocurrido durante el juego, lo cual consigue que aumente la sensación de que estamos viviendo y jugando un cuento.  Lástima que no esté doblada y solo podamos escucharla en inglés. Si la voz del locutor molesta puede ser desactivada y dejar solo los subtítulos.

Jugabilidad

Mickey se controla y maneja bastante bien, pero si estamos muy acostumbrados al juego clásico notaremos rápidamente la diferencia entre ambas versiones, ya que las inercias en los saltos han sido prácticamente eliminadas, y eso nos permitirá hacer saltos largos sin apenas carrerilla. Al principio puede resultar raro, pero te acostumbras a los pocos minutos. El único problema es que resta dificultad al juego que ya de por si es bastante fácil. Los únicos momentos donde encontraremos un poco de dificultad (y no demasiada) es en algunos bosses, sobre todo el dragón o la propia Mizrabel. Pero en cuanto aprendamos sus mecánicas y movimientos prefijados estarán chupaos. Aunque la mayoría del juego sigue teniendo desarrollo 2D, se han incluido zonas y jefes donde el desarrollo pasa a ser 3D. El control de Mickey sigue siendo bueno, pero la casi total ausencia de sombras (existen, pero son muy claritas)  puede dificultar un poco el cálculo en saltos o a la hora de recoger diamantes. Aunque tampoco es nada del otro mundo, no os creáis. La mayor diferencia que vamos a encontrar en el control es que se ha eliminado el clásico culetón, el ataque que Mickey realizaba en el aire para derrotar con sus posaderas a los enemigos. En esta nueva versión bastará con saltar sobre ellos de forma ordinaria, al más puro estilo Mario. Otra cosa que facilita aún más las cosas en un juego ya de por si fácil.

Observaciones y conclusiones varias

La pega de hacer un remake tan relativamente fiel es que incluso han respetado la duración del juego original. Me costó apenas una hora y media finalizarlo (aunque sin recoger todos los objetos, tales como guindillas, figuras, naipes...) lo cual se antoja muy, muy, muy escaso para un juego actual. Cierto es que se vende a un precio "reducido" de 13 euros, pero hubiera pagado gustosamente 40 ó 50 euros por una versión en formato físico con una duración mayor. Es una pena que Sega haya destinado tan poco presupuesto a este juego, ya que los plataformas de calidad escasean, y este juego habría quedado por encima de otros más caros como los recientes Epic Mickey. Sega Japón no debían tener mucha confianza en Sega Australia, la cual por cierto cerrará a finales de año (lo que dificulta que puedan crear nuevas versiones de Quackshot o World of Illusion) y eso que ha contado con Emirin, la autora del juego original quien es productora y supervisora de esta "re imaginación" como le gusta decir a Sega. Al menos por fin hemos podido conocer su verdadera identidad, ya que nadie sabía que su nombre real era Emiko Yamamoto, y menos que fuera una mujer. Por fin sabemos a quien agradecer tantos buenos juegos. Su magia está presente en este título, y se nota de principio a fin. Esto sí es volver al castillo, y no lo que vimos en el Power Of Illusion. Como extra os dejo con nuestro videoanálisis de la olvidada (por Sega) versión de Master System: http://www.youtube.com/watch?v=H8DsdR1CpSI

EN TRES FRASES

  • ¡El Castillo de la Ilusión luce como nunca!.
  • Demasiado corto y fácil.
  • No sale en formato físico.
NOTA 7