Análisis | Beach Spikers

¡Buenas! Que gustito estar por Pixelacos colaborando en lo que se pueda. Vamos a echarle un ojo a uno de los juegos mas buenos que he probado nunca en mi GameCube, bien por su jugabilidad como por su alto contenido Arcade, quizás el análisis deba comenzar con…

Érase una vez en una playa muy, muy lejana, jóvenes mujeres bronceadas de cuerpo dignos de la mismísima Afrodita competían entre si para ser las mejores en su deporte, y en medio de todo eso, nada mas y nada menos que nosotros.

Beach Spikers es un juego que se publicó para la GameCube en 2002, saliendo su versión arcade el año anterior, es un juego atípico en lo que a juegos deportivos se refiere aunque este juego, no solo tiene chicas guapas, también tiene mucha, muchísima diversión Arcade made in Sega.

Beach Spikers es una delicia para un entretenimiento sin complicaciones, una vez insertado el disco observamos varias cosas: El juego dispone de la opción de visionado en modo 60 Hz (480i) aunque no dispone de opción de TV Panorámica ni dispone de método de save de replays (Cosas que otros juegos de la época, como Virtua Striker 3, si que tenían) aunque vamos al lio, una vez en el cálido menú tenemos varios modos de juego:

El Modo Arcade: Empezamos con 10 puntos hasta llegar a 15, aunque esto se puede modificar en el menú de opciones, deberemos elegir una selección de entre las 16 disponibles y superar varios partidos hasta enfrentarnos con quien tenga la mejor puntuación del Ranking.

El Modo World Tour: Es un modo mas complejo, deberemos crear nuestro equipo, crear 2 jugadoras personalizadas, aunque al contrario que en el modo arcade en el modo World Tour solo manejaremos a una de las jugadoras y a la otra, le iremos subiendo una serie de atributos para mejorar su técnica, disponemos de 10 torneos, entre ellos el de Mikasa, Coca Cola, Sega o Nintendo. Al principio la jugadora de nuestro equipo manejada por la IA tendrá muchos fallos y carencias, una de ellas la “inteligencia”, pero a medida que vayamos avanzando y subiendo puntos de experiencia, llegará un momento en el que, realmente, seremos nosotros quienes nos sentiremos patéticos jugando a su lado.

El Modo Multijugador: En el modo multijugador encontraremos 4 modos de juego, el clásico partido para hasta 4 jugadores.

El modo «mates», donde deberemos marcar mediante esta técnica y evitar que nos marquen, es algo así como el modo «penalti» de los juegos de futbol.

El modo «bomba», que es algo así como aquel mítico «La patata caliente». Hay que ir pasando la bomba hasta que se acabe el tiempo, gana el equipo al que no le explote la bomba.

El modo «bandera», es un minijuego que consiste en esperar a que den la señal y pulsar el botón «A» como un psicópata (bendito turbo) para llegar antes que nuestras contrincantes al final del recorrido y coger una bandera.

Salvo el modo clásico el resto está bastante bien para pasar un rato con los amigos dándole caña al juego.

El Tutorial: En el tutorial veremos primero un vídeo de las diferentes tácticas y movimientos y luego tendremos que ponerlas en práctica, es corto, se hace en un rato si te sale bien a la primera todo (Cosa que no es fácil). Todo esto para ofrecernos una experiencia algo fuera de lo normal porque ahora viene lo bueno.

La jugabilidad: Es uno de los juegos de mas fácil aprendizaje y de los que mas rápido me han creado adicción, realmente es increíble la cantidad de tácticas que puedes aplicar durante el partido y un solo golpe a destiempo puede hacerte perder algún que otro punto y/o partido. Es fácil, un equipo saca, la jugadora contraria intenta comenzar la jugada, la otra jugadora contraria prepara el balón para el mate y la primera intenta matar, además cuanto mejor colocada esté tu jugadora mas precisa será. Y así casi siempre pero amigos, es raro que canse, pues con la experiencia aprenderemos a controlar los bloqueos o a seguir el rumbo del tiro y poder salvarlo en el último momento, son partidos de mecánica simple pero llenos de intensidad.

Los gráficos: Estos son bastante buenos para su época, portados directamente de la placa Naomi 2, los escenarios son pobres en tamaño, evidentemente, pero grandes en detalles, como que la arena de la playa se deforme a medida que vamos pisando encima suyo, a esto sumamos las localizaciones exóticas y las chicas bronceadas en biquini y ya tenemos una combinación que, sin complicarse la vida, agradará a casi todos. (Digo casi, por si acaso)

Además de ganar por el simple hecho de vencer a la máquina o a algún amigo, cuando tu equipo gana entra en un estado de euforia que remata fundiéndose dulcemente en un abrazo cuasi-lascivo que a mas de uno dejará con la boca abierta.

Las Opciones: Poca cosa hay que cambiar, salvo el Idioma, Vibración y la configuración del Modo Arcade, para añadir tus propias reglas.

Amén de todo esto Beach Spikers tiene una insultante cantidad de trajes, caras, peinados, etc para la personalización de las jugadoras que puede ampliarse mediante algunos trucos, convirtiendo a las chicas en Ulala, de Space Channel Five o ponerles bikinis de temática Sega, por ejemplo de Daytona USA y de Virtua Cop.

En conclusión, Beach Spikers es un juego que no cansa facilmente y que ofrece cientos de horas de diversión, un imprescindible en toda regla si lo nuestro es el cubo de Nintendo.

¡Saludos!